Presumimos de ser un ejemplo de democracia, pero no lo somos

El 7 de enero de 2015 el mundo quedó traumatizado por la masacre en el semanario satírico francés Charlie Hebdo por dos encapuchados asesinaron a doce personas además de herir de gravedad a otras cuatro. Entre los fallecidos estaban los dibujantes Charb, Cabu, Wolinski y Tignous; además de dos agentes de policía.  La rama yemení de Al Quaeda se adjudicó el ataque contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo en Paríscomo venganza por el honor” del profeta Mahoma, fundador del islam. Aquel día, en nuestro país se hizo una férrea defensa a la libertad de expresión. Medios de comunicación, instituciones públicas, formaciones políticas y la ciudadanía en general mostraron su repulsa ante éste atentado contra la libertad del pensamiento individual. Toda esa defensa que se mostró de este derecho reflejado en nuestra Constitución se ha ido al traste durante estos últimos días. El viernes 5 de Febrero los dos integrantes de “Títeres desde Abajo”, contratados por el Ayuntamiento de Madrid para los festejos del Carnaval, fueron detenidos en el transcurso de su última obra satírica, “La Bruja y Don Cristóbal”, bajo la acusación de enaltecimiento del terrorismo al sacar un cartel con el nombre de ETA, además de fomentar la violencia. Sólo tardaron dos horas en llevarlos a la cárcel tras la orden del juez.

censura1Los gobiernos afirman defender la “libertad de expresión” en casi todas las constituciones del mundo, pero en realidad no es así. Por todo el planeta hay gente que va a la cárcel –o sufre algo peor– simplemente por hablar. El derecho a buscar, recibir y compartir información e ideas sin miedo ni injerencias ilegítimas es esencial para nuestra educación, para desarrollarnos como personas, ayudar a muestras comunidades, acceder a la justicia y disfrutar de todos nuestros demás derechos. En nuestro país siempre se ha defendido la libertad de expresión, nos gusta dar ejemplo de país democrático a países como Venezuela o Irán; pero la historia cambia cuando se trata de nuestra propia nación. A continuación recordaré algunos de los casos más destacados.

El caso Egunkaria y Egin

Unos de los casos más claros de censura en la historia de nuestro país contra el periodismo. Dos periódicos que fueron cerrados con motivo de su colaboración con ETA. Mientras el Egunkaria fue cerrado por formar presuntamente parte del conglomerado empresarial controlado por fuerza terrorista; el Egin fue clausurado por delito de colaboración con banda armada.

Los mandatarios de ambos periódicos fueron detenidos y encarcelados. Uno de ellos fue Jabier Salutregi, director del desaparecido Egin, que ha pasado ocho años encarcelados. Afirma que “me indigna que el caso ‘Egin’ no se tachara de ataque a la libertad de expresión”. Después de más de un año, acabada la instrucción del caso, la Audiencia Nacional rebajó la acusación al delito de colaboración con banda armada, lo que hacía injustificado el cierre. Para entonces, Orain S.A. ya había entrado en bancarrota, y el nicho de mercado de Egin había sido cubierto por el nuevo diario Gara. Ni el diario Egin ni su radio se han puesto de nuevo en marcha.

Por su parte, el caso de el Egunkaria provocó una respuesta mucho mayor que el de Egin. La polémica también tuvo presencia en la prensa española y en foros internacionales y tuvo varios aspectos. Por un lado, amplios sectores de la sociedad vasca vieron el cierre como un ataque del gobierno español a la cultura vasca y a la libertad de expresión. Esta interpretación se basó en la falta de argumentos jurídicos de la actuación judicial y la desproporción de la medida del cierre, solo explicables, a su juicio, por esa supuesta intención de debilitar la cultura vasca por objetivos políticos.

La revista El Jueves

El Jueves  siempre ha sido una revista de actualidad cargada de crítica y de humor satírico que ya desde sus inicios, en Mayo de 1977, se ha visto implicada en diversas polémicas y procesos judiciales. Sus portadas ha sido cuarto veces censuradas. En el 1977, fue secuestrado su número 7, titulado “Lefebvre se cisma en El Papa”, referido a Marcel Lefebvre y Papa Pablo VI. El 18 de julio 2007 presentaba una caricatura de los Príncipes de Asturias, manteniendo relaciones sexuales. Dos días después, por orden de Juan del Olmo, juez de la Audiencia Nacional, la revista fue secuestrada.

En junio de 2014, salió a la calle un día más tarde de lo habitual tras cambiar en la edición impresa la portada prevista, que aparecía en la web y en la primera edición digital de este número de la revista. La portada, confeccionada por Manel Fontdevila con motivo de la abdicación del rey Juan Carlos I de España, estuvo presente en la web de El Jueves, en las redes sociales y en las primeras horas de la edición digital. Sin embargo, el miércoles la revista no llegó a los kioskos y la portada de Manel Fontdevila fue eliminada por completo de la web de El Jueves y sustituida por una anterior sobre Pablo Iglesias, líder de Podemos. Desde ese momento, los grandes colaboradores de la revista abandonaron por el escándalo.

Portadas de El Jueves censuradas

Portadas de El Jueves censuradas

La música tampoco se libra

Cualquier manifestación artística corre el riesgo de que pueda ser censurada o no, y la música lo es. Varios grupos musicales han sido censurados durante estos años. El grupo vasco Soziedad Alkoholika ya están acostumbrado a que sus actuaciones sean suspendidas. La última vez ocurrió a principios del 2015, cuando el Ayuntamiento de Madrid  lo prohibió basándose en un informe policial donde advertía del peligro de alteración del orden público. La formación musical afirmó que “sectores de la extrema derecha temerosos de la diversidad cultural y la libertad ideológica estaban presionando para provocar la cancelación de nuestro concierto”.  Por las mismas fechas, el Ayuntamiento de Toledo vetaba una actuación de Def Con Dos. No era la primera vez que han tenido problemas en la capital manchega. En 2009, el Arzobispado de Toledo emitió un comunicado acusando a Def Con Dos de ser “una banda satánica por haber compuesto la BSO de una película tan divertida y respetada internacionalmente como “El día de la bestia”. Más surrealista imposible. En septiembre de 2015, Berri Txarak denunciaban de ser víctimas de un ataque mediático y difamatorio por parte del PP de Aragón para prohibir su presencia en un concierto benéfico que se iba a celebrar en contra de la OTAN y sus maniobra militares, además de proponer que se declare al grupo personas non gratas en Aragón.

Demagogia española

Como pueden ver, no somos el mejor ejemplo de democracia. No somos los más idóneos para dar lecciones de libertades. Históricamente España ha sido un país en el que la censura ha estado a la orden del día, durante las diferentes monarquías, dictaduras, y ahora en la democracia. Pero está claro que estas supuestas libertades siempre tiran para el mismo lado, según quien gobierne claro está. Todavía estoy esperando a que alguien vaya a detener al periodista Federico Jiménez Losantos por amenazar con pegar un tiro a cada uno de los líderes de Podemos. ¿O acaso eso sí que es libertad de expresión?. Por cierto, resulta curioso que en un episodio de “Cuéntame cómo pasó” de TVE se ve una pintada en la pared en la que se puede leer “Gora ETA”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s