Nadie quiere estar con Rajoy

Estas últimas semanas el panorama político se centra en la grave crisis institucional que está sufriendo el Partido Popular. Los casos de corrupción en los que están involucrados el partido que lidera, la dimisión de Esperanza Aguirre como presidenta popular en Madrid, la polémica con el aforamiento de Rita Barberá y la pérdida de escaños durante todo este tiempo; están haciendo mella a la imagen de Mariano Rajoy, dejando ver que es un líder débil. Rajoy no gana para disgustos; a todo esto, le tenemos que sumar que no está teniendo el apoyo que necesita para salir reelegido como presidente del gobierno. Los casos de corrupción dificultad la negociación para gobernar en coalición. Spain's PM Rajoy gestures during a news conference at Madrid's Moncloa Palace

Sigue leyendo

Anuncios

Presumimos de ser un ejemplo de democracia, pero no lo somos

El 7 de enero de 2015 el mundo quedó traumatizado por la masacre en el semanario satírico francés Charlie Hebdo por dos encapuchados asesinaron a doce personas además de herir de gravedad a otras cuatro. Entre los fallecidos estaban los dibujantes Charb, Cabu, Wolinski y Tignous; además de dos agentes de policía.  La rama yemení de Al Quaeda se adjudicó el ataque contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo en Paríscomo venganza por el honor” del profeta Mahoma, fundador del islam. Aquel día, en nuestro país se hizo una férrea defensa a la libertad de expresión. Medios de comunicación, instituciones públicas, formaciones políticas y la ciudadanía en general mostraron su repulsa ante éste atentado contra la libertad del pensamiento individual. Toda esa defensa que se mostró de este derecho reflejado en nuestra Constitución se ha ido al traste durante estos últimos días. El viernes 5 de Febrero los dos integrantes de “Títeres desde Abajo”, contratados por el Ayuntamiento de Madrid para los festejos del Carnaval, fueron detenidos en el transcurso de su última obra satírica, “La Bruja y Don Cristóbal”, bajo la acusación de enaltecimiento del terrorismo al sacar un cartel con el nombre de ETA, además de fomentar la violencia. Sólo tardaron dos horas en llevarlos a la cárcel tras la orden del juez.

censura1 Sigue leyendo