Y de repente apareció la vergüenza ajena

Eso es lo que he sentido al ver a dos de los principales candidatos a la presidencia de nuestro país en el último debate antes de las elecciones del 20D. Si de verdad Pedro Sánchez y Mariano Rajoy pensaban que con este enfrentamiento iban a mejorar su imagen ante el electorado, estaban totalmente equivocados. Vergüenza he sentido al ver cómo los argumentos de ambos políticos se limitaban a los clásicos “y tú más” o “ha sido por la herencia recibida”. Incluso escuché a Rajoy hacer una referencia sobre una herencia recibida por parte del PSOE del 2004…¡Y ESTAMOS A 2015!.

Los dos se dedicaron a insultarse; Rajoy clasificó la intervención de Sánchez como “ruin, mezquina y miserable”, mientras que el líder del PSOE ha acusado al presidente del Gobierno de “mentir” a los españoles, de que “no era decente”  y le ha recordado el mensaje de móvil que envió a su extesorero, Luis Bárcenas: “Luis, sé fuerte”. Ha sido un debate que no ha servido de nada para el electorado, porque realmente no ha habido propuestas por parte de ninguno. Ésta es la gran capacidad de oratoria de los candidatos a la presidencia de nuestro país. Sólo hay que ver la siguiente imagen para entender cómo fue el enfrentamiento.

En el programa especial de Al rojo vivo, de La Sexta, fueron invitados los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera, y Podemos, Pablo Iglesias. Ambos concuerdan en que los dos líderes que debatían no han estado a la altura. Mientras Iglesias afirmaba que “en política es  fundamental ser auténtico” y que “la gente distingue entre el marketing y la publicidad “; Rivera espetaba que “se gobierna con ilusión …y España sabe qué mal lo hace Rajoy. Ni Sánchez ni Rajoy, ni PSOE ni PP pueden encabezar el cambio”. Por su parte, Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida y gran ausente en los debates anteriores, tiraba de ironía para criticar el debate cara a cara entre las dos principales fuerzas políticas del país, el bipartidismo de siempre.

En conclusión; ni Pedro Sánchez ha mejorado su imagen con respecto a los anteriores debates, a pesar que esta vez fue ganador según las redes sociales; ni Mariano Rajoy dio la sensación de no haberse preparado el debate, parece que no le da importancia a este tipo de enfrentamiento político. Se le está olvidando que la imagen y el mensaje que transmite en estos debates influirá mucho en el electorado, y esta vez a dejado mucho que desear. Pero bueno, esto es España, de este país me lo espero todo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s