El debate se lo lleva Pablo Iglesias por puntos. El K.O. se lo lleva Rajoy

No ha sido un gran debate el que han llevado a cabo los cuatro candidatos a las Elecciones Generales del próximo 20D. Si intentaban aclarar las cosas a los indecisos en voto, este debate no ha sido de gran ayuda.  Sus discursos han estado vacío en contenido y todo muy reiterativo, no han dicho nada que no lo hayan hecho anteriormente. Muy pocas propuestas -el único que las hizo fue Pedro Sánchez– y muchos reproches y ataques personales. No se puede decir que haya un ganador claro, pero quien mejor lo hizo fue Pablo Iglesias. Con un discurso combativo, el líder de Podemos supo dejar tocados a sus rivales, llevándose el debate por puntos -la mayoría de expertos le dan como ganador-. Está claro que el mayor derrotado fue el actual presidente del gobierno Mariano Rajoy. Su ausencia ya condicionó la intervención de su vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, quien fue su sustituta y no pudo hablar por sí misma porque lo hacía representando al líder del PP. Estuvo constantemente a la defensiva, yen varias ocasiones, su cara  expresaba algo parecido a “la que me ha liado el Mariano.”

Foto: Atresmedia

Foto: Atresmedia

La intervención de Albert Rivera, líder de Ciudadanos, se caracterizó por su nerviosismo, pero tuvo su punto álgido cuando le enseñó a Sáenz de Santamaría una portada de un periódico que hablaba sobre la corrupción del PP. Pero donde todo el mundo coincide es en la pobre intervención del líder socialista Pedro Sánchez. Aunque realizaba varias propuestas, su mensaje no llegó al electorado. En su alegato final, asegura que el Partido Socialista es la única opción de cambio que existe en el panorama político. Afirma que “hay algunos caminos que pueden llevar a perpetuar a Mariano Rajoy al frente del Gobierno. Será el que vuelva a “levantar el pacto entre generaciones”, creando trabajos con salarios dignos y unos servicios públicos de calidad. Por su parte,  Sáenz de Santamaría ha aprovechado su minuto para defender que tienen “proyecto, equipo y experiencia para seguir haciendo que España prospere en bienestar“. Se ha dirigido a los españoles que “quieren lo mejor para su país, que quieren una nación con jóvenes que tengan esperanza de futuro“.

Albert Rivera, comenzó su intervención final afirmando que “los españoles somos afortunados porque tenemos una democracia“. Además, ha pedido una participación “masiva” en las urnas ante lo que ha descrito como una “nueva transición, más ciudadana. Cuento con ustedes, cuento con vosotros“. Por último, Pablo Iglesias sentenció recordando los casos de corrupción, así como “las colas en la sanidad, los recortes en educación” y “la reforma laboral. Sonrían al 15-M, a las plazas, a Ada Colau, a quienes se levantan a las seis de la mañana para trabajar, a quienes se levantan a las seis de la mañana pero no trabajan“.

Con estos debates hemos llegado a dos conclusiones. La primera, que la imagen de Mariano Rajoy ha quedado muy dañada al no presentarse a este debate a cuatro, a pesar de que el próximo lunes se enfrenta en otro debate únicamente contra Pedro Sánchez. La segunda, y más importante, es que de esta forma se acaba con el bipartidismo. Eso sí, muchas personas -entre los que me incluyo- echaba de menos la presencia del líder de Izquierda UnidaAlberto Garzón. Entonces sí hubiera sido un debate donde habría ese pluralismo político  que tanto se presume en este país.

 

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s