La web 2.0 como plataforma profesional

La última década ha resultado complicada para millones de personas en el mundo debido a la crisis económica, lo que conlleva a que surjan conflictos político-sociales. Se han paralizado las contrataciones, y los que tienen la suerte de encontrar empleo se topan con condiciones laborales precarias. Ha provocado que una gran masa de población se vean obligadas a emigrar a otros países en búsqueda de un golpe de suerte.

larutadelempleo.com

larutadelempleo.com

Irónicamente, provocado por esta situación, se ha ido desarrollando una nueva tendencia a la hora de buscar empleo: el uso de las webs 2.0 —concretamente las redes sociales—. El desarrollo de las tecnologías aplicadas a la comunicación ha cambiado el concepto de buscar trabajo; ahora demandante y ofertante pueden intercambiar información directamente, sin intermediarios. Las redes sociales ha supuesto un vuelco, no sólo en la relaciones interpersonales, también es una plataforma de promoción profesional.

Buscar empleo en la redes sociales


Hay varias redes sociales disponibles para los usuarios, pero los más conocidos son Twitter, Facebook y Linkedin. Éste último es peculiar; fue creado como una más pero en un entorno laboral, es decir, orientado a los negocios. Con 200 millones de usuarios registrados —la cifra es de marzo de 2013— uno de los propósitos de este sitio es que los usuarios registrados puedan mantener una lista con información de contactos de las personas con quienes tienen algún nivel de relación, llamado Conexión. Los usuarios pueden invitar a cualquier persona ,ya sea un usuario del sitio o no, para unirse a dicha conexión.
Por su parte, el funcionamiento tanto en Twitter como en Facebook son totalmente diferentes. Estas dos redes fueron diseñadas por su aspecto social, pero las empresas han visto su fuerte potencial a la hora de buscar personal. Twitter es un servicio de microblogging creado en 2006. La red permite enviar mensajes de texto plano de corta longitud, con un máximo de 140 caracteres, llamados tuits, que se muestran en la página principal del usuario. Los usuarios pueden suscribirse a los tuits de otros usuarios. Los mensajes son públicos, pudiendo difundirse privadamente mostrándolos únicamente a unos seguidores determinados. Desde entonces, los diferentes portales de empleo o las mismas empresas utilizan esta herramienta para publicar ofertas de trabajo o información de formación especializada. Para tener un mayor efecto, hay que seguir una serie de recomendaciones.

Facebook fue creada como una comunidad basada en la web en que la gente compartiera sus gustos y sentimientos, además de desarrollar diferentes aplicaciones. La red social presentó su nueva aplicación Social Jobs, que puede ser considerada como el mayor órdago jamás lanzado contra Linkedin. Quienes busquen trabajo pueden filtrar los resultados por palabra clave, sector y localización. De momento, la aplicación no ofrece muchas de las funcionalidades que proporciona LinkedIn, ni para candidatos ni mucho menos para responsables de recursos humanos y headhunters, pero quizá sólo sea cuestión de tiempo. Es de esta forma cómo podemos utilizar Internet como herramienta útil para encontrar trabajo.

A la izquierda, perfil oficial del portal de empleo Infojobs en Twitter. A la derecha, página de la nueva aplicación de Facebook Social Jobs.

A la izquierda, perfil oficial del portal de empleo Infojobs en Twitter. A la derecha, página de la nueva aplicación de Facebook Social Jobs.

La era audiovisual

Actualmente ya hay varias empresas que se dedican a preparar currículums en video de los aspirantes, que luego colgarán en la red para que puedan acceder los encargados de la contratación de personal de las empresas. Y esto no ha hecho más que empezar. En Estados Unidos, país pionero en todo tipo de iniciativas, es cada vez más habitual el que los buscadores de empleo cuelguen su videocurrículum en los sitios de difusión de videos (YouTube, Google Video…). El siguiente paso es enviar el enlace a aquellas empresas que les interesan, con el objetivo final de conseguir una entrevista personal.
Y aunque las empresas especializadas siempre garantizan resultados más profesionales, cualquiera puede grabarse su propio videocurrículum en su casa. Sólo se necesita una cámara de video y un ordenador con conexión a Internet. Así de simple: graba tus virtudes para un empleo y difúndelas entre las empresas que más te interesen.


Un mal perfil nos puede perjudicar

Como con todo en la vida, existen varios inconvenientes con los perfiles profesionales en las redes sociales. Anna Quintero, Marketing & Communications Director de InfoJobs afirma que “el hecho de publicar nuestro lado más íntimo y personal permite a las empresas obtener información sobre nosotros que en otras circunstancias no revelaríamos” . De un lado, hay que tener mucho cuidado con lo que se muestra sobre nosotros en las redes sociales, y de otro, debemos vigilar con especial atención nuestra reputación online, así como trabajar para mejorarla. Un estudio elaborado por Page Group refleja que aproximadamente el 70% de las empresas había descartado a un candidato debido a algo que había encontrado en sus perfiles sociales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s