Cualquiera puede hablar libremente desde el desconocimiento

La libertad de expresión es uno de los derechos más importantes que cualquier estado con garantías de libertades y derechos refleja en su constitución. Todas las personas nos amparamos en dicha libertad para mostrar nuestra ideología o cualquier tipo de pensamiento. No obstante, esa libertad sobrepasa en muchas ocasiones el punto de no retorno y acaba convirtiéndose en calumnia e injuria. África está sufriendo con el virus Ébola, la cual ya se ha llevado por delante miles de vidas en el continente africano, todo un drama humanitario que “aterroriza” al mundo occidental por si traspasa su fronteras. Bastante es conocida la noticia del misionero español Miguel Pajares, infectado por el virus y que fue repatriado a España para ser curado. Este hecho no se ha librado de ser objeto de lo que comenté antes en la introducción. Con fecha del 7 de agosto, un usuario de Twitter escribió lo siguiente.

Las reacciones no se hicieron esperar; muchos fueron los tweets tanto a favor como en contra de lo que había dicho tal usuario. Unas declaraciones de muy mal gusto que han hecho daño a toda una comunidad autónoma (en este caso Canarias). Pero no es la única persona que ha realizado una afirmación de tal calibre sobre el mismo hecho. La columnista y escritora estadounidense, Ann Coulter, afirmó que “ayudar a enfermos de ébola es de idiotas“.

La columnista y escritora estadounidense Ann Coulter

La columnista y escritora estadounidense Ann Coulter

Esta mujer no sólo soltó esta “perlita” llena de sabiduría. Hace escasos días, la columnista agregó que “EEUU debería bombardear México como en Gaza” como medida de solución al “problema migratorio“, de la misma manera que Israel ataca a Palestina como forma de defensa de su territorio. Pero el caso más denigrante de esta semana lo protagoniza el periodista Hermann Terstch, en un programa de Telemadrid. Mejor dejo el vídeo de lo que dijo, porque lo suyo sí que no tiene palabras.

 

Cada uno es libre de pensar de una manera y todos los puntos de vistas son respetables, pero todo tiene su límite. Cuando se traspasa esa frontera de la falta de respeto, a través de la calumnia y la injuria, siempre acabarás haciendo daño a alguien y es donde comienzan los conflictos. Nadie tiene ni tendrá nunca la verdad absoluta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s